Un Día Internacional de los Bosques 2020 «confinado»

El pasado 21 de marzo fue el Día Internacional de los Bosques 2020. Nos tocó pasarlo en medio del estado de alarma por el coronavirus, por lo que se suspendieron todas las actividades presenciales previstas.

Por ello, Internet se llenó de reivindicaciones, notas de prensa y comunicados por parte de organizaciones y colectivos implicados en materia forestal.

Te contamos las principales conclusiones derivadas de este Día de los Bosques online.

1. De los bosques salen productos imprescindibles para la sociedad

Así lo comunicaron Juntos por los Bosques.

Entre estos productos podemos encontrar:

  • Papeles domésticos
  • Papeles sanitarios
  • Envases de cartón para alimentación y farmacia
  • Y muchos otros.

2. Las tres amenazas principales de los bosques españoles

Según el Colegio de Forestales, estas son las 3 principales amenazas que sufren los bosques de nuestro país en la actualidad:

  • El cambio climático (la amenaza principal).
  • El abandono rural.
  • La falta de gestión forestal.

3. La necesidad de una correcta gestión forestal

«“Potenciar la gestión de los montes puede ayudarnos a combatir situaciones como la del Coronavirus”, afirma Francisco Carreño, presidente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE).

Desde el Colegio de Forestales indican que esta pandemia ha puesto sobre la mesa la vulnerabilidad del mundo urbano frente al rural y reivindican una gestión forestal «que posibilite el progreso y bienestar de nuestros pueblos abandonados».

Así, piden una estrategia global y común en la gestión forestal para cuidar y proteger nuestras masas forestales.

4. Nuestros bosques están enfermos

Reforesta indica que sufrimos un déficit de reforestación y hace hincapié sobre todo en que los bosques españoles están débiles y enfermos. Un 20-24% de nuestros árboles presentan una excesiva pérdida de hojas (defoliación). Desde 2006, la salud de los bosques ha descendido, debido principalmente a dos factores:

  • Sequías cada vez más intensas.
  • Subida de temperaturas cada vez más acusada.

Así, Reforesta exige a las Administraciones Públicas una política forestal más activa y estratégica frente al cambio climático, aumentando la superficie reforestada para absorber el CO2, proteger el suelo y proteger la biodiversidad.

5. La tala y deforestación nos hacen vulnerables a pandemias

Así lo afirma Greenpeace, como te contábamos en este artículo.


Y tú, ¿qué opinas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies